¿Cómo es…?: El caniche​

La entrada de hoy está dedicada a una raza que nos encanta, el caniche. ¿Verdad que siempre que veis uno por lo calle no podéis dejar de mirarlo? Los caniches son perros muy fáciles de educar y perfectos para familias que van a tener perro por primera vez. Son animales que se adaptan a la perfección a la vida en una casa o un piso y muy amorosos con los niños, aunque ¿qué perro no lo es?

Pero mejor vayamos por partes y dejemos claras características de ellos para que si estáis planteándonos incluir un caniche en nuestra familia, podáis valorarlas… eso sí, al igual que las personas cada perro tiene su personalidad y carácter y nunca un perro será igual que otro.

El caniche es un perro fácil de educar, necesitará hacer algo de ejercicio diario ya que tienen mucha energía. Pueden considerarse perros inquietos pero muy obedientes y en cuanto se les enseña algo, lo aprenden con mucha facilidad. Los caniches son perros muy cariñosos, inteligentes y juguetones por lo que suele ser ideal este tipo de razas para familias con niños.

El caniche es un perro con pelo rizado, de hecho es uno de sus mayores atractivos. No es un pelo que mude mucho pero se enreda con facilidad por lo que es muy importante llevar una higiene y cuidado constante, cepillarles el pelo, bañarlos con asiduidad y llevarlos a la peluquería para que un profesional pueda valorar y cuidarlo de la manera más óptima. Debemos recordar que nosotros en casa debemos asearlos y llevar un control de su higiene, pero lo más importante es que un profesional nos explique cuál es la mejor manera de hacer estos baños en casa sin olvidar sus visitas periódicas a la peluquería.

En cuanto a la personalidad del caniche, son perros muy inteligentes, obedientes, juguetones, activos, les encanta jugar y divertirse y son muy protectores con las personas de su familia. Si se les permite ser el centro de atención puede que adopten la costumbre de ladrar cuando no se les hace caso y puede resultar un poco molesto en reuniones o si estamos con gente desconocida. Pero todo tiene solución y podemos enseñarles con mimo y constancia a no ser escandalosos y poder tener una convivencia de lo más maravillosa y tranquila. Como pasa con todos los perros, es mejor que desde cachorros se acostumbren a ver a otras personas, ver a otros perros y así acostumbrarse a ser más sociables y no asustarse al ver a extraños. Les relacionarse con los demás y jugar sin parar, por lo que es muy aconsejable.

Estamos seguros de que si estáis pensando en incluir un caniche en vuestras familias será una de las mejores decisiones que hayáis tomado y se convertirá en vuestro perrito consentido en cuanto os deis cuenta, pero es que ¡es inevitable!

Nos encanta ver cómo cuidáis y mimáis a vuestros perritos ¡Sé un ItDog! 🙂

Si te ha gustado este post, puedes compartirlo

Pin It on Pinterest