¿Peinar a nuestro perro? ¡Claro que sí!

Desde ItDog Boutique queremos fomentar la importancia del cuidado en nuestro perro y nuestras mascotas. Bajo nuestro punto de vista el cuidado que tenemos hacia nuestra mascota representa y demuestra el amor, la importancia y la dedicación que tenemos hacia ella. Mucha gente podrá pensar que simplemente es por algo estético, pero esto va mucho más allá, el cuidado que les damos es principalmente por higiene y prevención.

La mayoría de nosotros llevamos a nuestros perros a la peluquería para que les hagan sus cortes de pelo periódicos, les den un buen baño y les hagan todos los servicios que un profesional sabe hacer correctamente. Pero esto no significa que solo tengamos que llevarlos allí y después “se cuiden solos”. Todos los perros deben ser cepillados, el cepillado debe ser un cuidado casero que tenemos que hacerle a nuestro perro con frecuencia, esto hará que su pelaje esté cuidado, sano, limpio y saludable. Cada perro es diferente y tiene unas necesidades distintas dependiendo del tipo de pelo que tenga, por eso es muy importante que nuestro peluquero o peluquera nos indique cuál es la manera correcta de cepillarlo y qué cepillo es el adecuado. Además, el cepillado hará que nos deshagamos del pelo muerto que tenga nuestro perro y seguro que incluso lo notáis en vuestra casa ya que vuestro perro no “soltará” tanto pelo al haberle ayudado nosotros con el cepillo. Seguro que las alfombras, muebles y vosotros lo agradeceréis.

Es importante además de hacerlo con mimo y tranquilidad aprovechar para observar su piel y ver si tiene alguna posible herida o algún parásito que se haya podido colar en algún paseo. Sus cepillados son buenos momentos para hacerles una “revisión casera”.

No importa si el pelo de nuestro perro es corto o largo, en ambos casos la importancia es la misma, sí que es cierto que si tiene el pelo largo evidentemente tendremos que estar un poco más de tiempo desenredándolo, pero el pelo corto incluso puede caerse más, por lo tanto, también es necesario e importante.

El cepillado deberemos hacerlo en la misma dirección que el nacimiento del pelo pero, insistimos, en que lo mejor es que vuestro peluquero/a os indique cuál es la manera óptima de cepillar en casa a vuestra mascota.

Esta rutina no debe suponer un problema y si lo hacemos periódicamente, con mimo y premiándoles para que vean que es algo bueno para ellos disfrutarán el doble, además, de esta forma podremos aprovechar para tener ese ratito a solas con ellos que seguro os encanta a los dos.

¡Recordad que un perro cuidado, es un perro feliz!

Si te ha gustado este post, puedes compartirlo

Pin It on Pinterest